JOSÉ MARÍA DÍEZ

Somos lo que vivimos, y los frutos que cosechamos están formados por lo que hemos engullido en nuestro devenir. Sabemos que hemos pisado puentes desde los que nos entreteníamos observando caudales de ríos infinitos. También, que leímos libros que nos explicaban la existencia, y que dibujamos naturalezas sentados en el seno de la primavera.

Pero es imposible conocer el momento exacto en el que nace el deseo de transmitir toda esa fuerza almacenada en la experiencia; y, por supuesto, es imposible saber por qué. ¿Por qué el deseo de estampar en un soporte tal sarta de interioridades? En ese enigma estoy desde que me conozco.

Nací en Almendralejo en 1966, y desde que tengo uso de razón nunca me he visto sin un lápiz o un lienzo cerca de mí. Con el arte siempre presente, he ejercido el diseño de interiores durante años. Ahora vivo en Cádiz. Aquí tengo mi estudio a dos pasos del mar. Y sigo en el enigma., para no perder la costumbre.